Esto viene de un efímero contacto para presentar un proyecto de serie para un diario nacional (año 2004, aprox.). Ya se sabe: ¡el glamour de la prensa!.