Esto no lo había probado aún: hacer de guionista para otro dibujante.

Y como todo hay que probarlo en esta vida (bueno, eso dicen; aunque no sé yo...), ahí que nos  juntamos mi amiguito Nacho Casanova y yo para un nuevo invento: una serie en formato tira diaria humorística, basada en la actualidad y en lo cotidiano. Guión de Calo y dibujos de Nacho.

La idea era, interesar a algún periódico, nacional, local, gratuito o lo que sea (mientras pague). No hubo suerte.