"Si hay algo bueno en la editorial Diábolo, es la decidida apuesta por la publicación de obras de autores españoles, es el caso de Juan Carlos San Román (Castellón, 1972), más conocido como “Calo”, con Desconectados. Un autor que a lo largo de su obra ha tratado de reflejar personajes muy humanos, de corte costumbrista, en el que han predominando las mujeres; historias en las que podemos observar una gran influencia en sus dibujos de la línea clara francesa, que tanto a él le gusta y profesa.

Es el caso de la obra que hoy me ocupa, un tomo que contiene dos historias. La primera de ellas está protagonizada por Irina, una joven y una exuberante rubia rusa, que viene a España a ver a su novio, tras conocerlo por Internet e iniciar una relación cibernética. Una vez en la casa donde supuestamente está su amor, allí nadie responde al nombre de Pablo Morales. Frustrada y sin saber que hacer, es animada por su compañera de piso a mostrar sus encantos a través de la red para poder subsistir. En medio de la trama aparece Daniel un joven oficinista que cae ante los encantos de Irina, gracias a su compañero de oficina. Ya en la segunda historia: “Rehacer mi vida”, el protagonista, Ricardo acaba de pasar una mala racha, le ha dejado su novia Alicia, y no ve el momento de retomar una relación con una mujer. Sin prisa pero sin pausa, el protagonista se verá envuelto en un enredo, ante la próxima boda de su prima Laura, a la que tenía olvidada desde su infancia. Una cómica situación que pondrá en un difícil aprieto. Sin duda, una historia que recuerda a aquellas películas clásicas de los años cuarenta, de disputas entre parejas, al estilo de las protagonizadas por Katharine Hepburn y Spencer Tracy, como La costilla de Adán y tantas otras. 
 
En cuanto a la edición de la obra, Diábolo ha realizado una gran labor, con un producto muy bien acabado, y a un precio ajustado para el formato empleado.

Sexo, mentiras y videochats, aderezado con bellas mujeres de por medio, son lo que encontraremos en Desconectados. Una más que agradable lectura tanto en el ámbito visual como narrativo, que pone de nuevo a Calo al más alto nivel desde sus inicios en el mundo de la historieta. Vaya desde aquí mi recomendación para esta obra tan divertida, que nos hará pensar sobre las dificultades por las que puede atravesar una relación de pareja."

Javier Mesón en El Coleccionista de Tebeos. ¡Muchas gracias!