Una de esas cosas insólitas que de cuando en cuando le toca a uno dibujar: un plano de Pilar de la Horadada (Alicante).